Pigcasso, la cerdita pintora que ya vende cuadros a 4000 euros en una galería de arte


Hace varios meses se dió a conocer la historia de Pigcasso, una cerdita a la que habían rescatado del matadero en una pequeña ciudad de Sudáfrica y que prefería los pinceles y los lienzos a cualquier otra cosa en la vida.

Ahora, este animal de apenas tres años de edad se ha convertido en un auténtico fenómeno de la pintura y sus obras se venden a miles de euros.


Bien orgulloso de sus obras


Joanne Lefson, directora del santuario donde vive Pigcasso, explica a Reuters que “los cerdos son animales muy inteligentes y, cuando trajimos a Pigcasso a la granja, pensé en cómo mantenerla entretenida.

Le lanzábamos balones de fútbol, de rugby y había algunos pinceles por ahí porque la granja estaba recién construida, Básicamente, ella se comió o destruyó todo excepto estos pinceles”.

Pigcasso, en uno de sus momentos de creación


La cerdita aprendió a meter los pinceles en los botes de pintura y a dejar su huella en los lienzos. Pero ahora hemos sabido que una galería de arte sudafricana no sólo se ha interesado por los dibujos de Pigcasso, sino que los ha comenzado a vender y a un precio nada barato: las obras del animal pintor se cotizan a 4.000 euros cada una.

El dinero que se recauda con las ‘obras’ vendidas de Pigcasso se destina a cuidar de los animales y a mejorar su santuario.

Joanne Lefson asegura que la cerdita “es, definitivamente, una expresionista abstracta, no puedes definir exactamente lo que está pintando pero puedo decir que su estilo cambia levemente dependiendo de su humor, como cualquier gran artista”.


No todo en la vida de Pigcasso es trabajo, también necesita descansar 


Incluso Swatch, el gigante de la relojería, ha anunciado un acuerdo para crear una línea de relojes que llevarán los trazos de la cerdita. Se llama ‘Flying Pig, por la señorita Pigcasso’, llevará en la esfera trazos verdes, azules y rosas, y costarán 120 euros.

El dinero recaudado se destina a cuidar de los animales y a mejorar el santuario en el que la cerdita vive desde que fuera rescatada de un matadero

Pigcasso, junto a una de sus creaciones en el santuario donde vive



¿Marcará Pigcasso una época como la marcó en el pasado el genial artista malagueño?

Redacción: elconfidencial.com