7 Cosas del intercambio de mensajes laborales que molestan a todos


Si intercambias mensajes laborales muy seguido, sabes lo irritante que puede ser. Pero la irritación es causadas principalmente por las palabras parásito y frases hechas que confunden y muestran falta de respeto hacia la persona y hacia su trabajo.

Los editores Lyudmila Sarycheva y Maxim Ilyakhov escribieron el libro Nuevas reglas para la correspondencia comercial, en el que contaron qué expresiones no deben usarse si quieres evitar malentendidos y problemas en el trabajo.


Apelación: “Estimados colegas”

La palabra “colegas” en sí es normal, pero puede ser molesta por su desapego: hace un minuto hablaban sobre la vida en la cocina, y ahora, de repente, son “colegas”. Y, muchas veces, la apelación “colegas” se usa cuando se quiere pasar y aminorar la responsabilidad, en lugar de decir algo directamente.

Cómo es mejor. Es mejor nombrar a cada compañero personalmente y darle una tarea específica. Está claro que es imposible llamar a todos por su nombre cuando hay 10 personas en el chat. Entonces será mejor simplemente escribir “¡Hola!”, y continuar con el tema, nadie se sentirá ofendido con eso.

La cortesía falsa: “¿Cómo estás?”



“¿Cómo estás?”, “¿Cómo van las vacaciones?”, “¿Cómo estás pasando el fin de semana?”, esta clase de preguntas se escriben cuando quieren preguntarte algo fuera de lugar, escondiéndose detrás de los buenos modales. Nada irrita tanto como la falsa cortesía, cuando una persona se muestra “interesada” en tus cosas, pero en realidad quiere cargarte con trabajo extra. Esto deteriora las relaciones interpersonales.

Cómo es mejor. Habla francamente y ve al grano. Y si quieres pedir un favor en un momento inadecuado, discúlpate y dale a la persona la oportunidad de negarse. Es paradójico, pero cuando le damos a la persona la posibilidad de negarse a ayudarnos, cumple nuestra solicitud con mayor entusiasmo.

Agradecimiento por adelantado: “¡Desde ya, muchas gracias!”

“Desde ya, muchas gracias”, se escribe cuando quieren ser educados al pedir algo. Pero en realidad es una manipulación. Cuando intentan obligarnos a hacer algo en contra de nuestra voluntad: “Ya te he dado las gracias, así que hazlo”. Todavía no has aceptado ayudar, pero ya te han agradecido, eso irrita mucho. Las relaciones se deterioran con este tipo de “solicitudes”.

Cómo es mejor. Cualquier persona tiene el derecho de decir que no, y si el autor no otorga ese derecho, se trata de una manipulación. Y si quieres agradecer por algo, lo mejor es preguntar cómo puedes hacerlo.


Enviar mensajes de voz que contienen algo importante

Probablemente tengas un amigo que constantemente envía mensajes de voz en un momento inapropiado. Pero a él se lo puede perdonar, porque lo más probable es que no esté diciendo nada de vital importancia en ellos. Pero cuando te mandan mensajes de voz relacionados con el trabajo, y encima con la palabra “¡importante!” o “¡urgente!” y tienes que buscar los auriculares o salir a alguna parte para escuchar, eso sí que resulta irritante.

Cómo es mejor. Si algo es algo de vital importancia y no hay tiempo para escribirlo, lo mejor es llamar por teléfono.

Cuando te apuran: “¿Cómo va eso?”

“Bueno, ¿cómo van las cosas?”, “¿Cuándo estará listo?”, “Y, ¿cómo va eso?”, “Ya te escribí, te escribo de nuevo”, a nadie le gusta que lo apuren. Aun si el tiempo de entrega se está terminando, aún si uno sabe que tiene la culpa. No sirve de nada presionar a la persona y deteriorar así la relación.

Cómo es mejor. Si estás preocupado y quieres saber cómo va el avance de las cosas, lo mejor es explicar lo que sientes y ofrecer ayuda.


Calificar a la persona: “¡Es un idiota!”

No hay nada malo con la calificación en sí, pero tiene que estar dirigida al trabajo, no a la persona. “Imprimió el documento incorrectamente, no puede hacer nada bien”, esto no servirá más que para ofender a la persona.

Cómo es mejor. “No conoce lo básico sobre la impresión y no sabe cómo usar una impresora”, esta clase de crítica también puede ofender a una persona, pero enfocará atención sobre el problema. Y tú, por tu parte, puedes ofrecer tu ayuda para evitar problemas en el futuro.

Hay algo más, aparte de las palabras que irritan

Hay muchas expresiones irritantes y formas de manipulación, pero no todo se puede arreglar simplemente eliminando las palabras incorrectas. El verdadero respeto hacia una persona no se muestra con palabras, sino con acciones. Y la mejor forma de mostrarlo es ser honesto, ofrecer ayuda y hacer parte del trabajo por el destinatario del mensaje para que le resulte más fácil tomar una decisión y responder.

Esta es la base para evitar conflictos y llevarse bien con las personas.



Fuente:genial.guru