13 Hábitos matutinos de las celebridades que puedes adoptar en tu vida para triunfar cada día


La mayoría de las personas exitosas tienen muchas cosas en común. Por ejemplo, todos están de acuerdo en que lo primero que debes hacer en la mañana es “comer la rana”. Esto significa que es mejor que, en cuanto despiertes, salgas de lo peor de tu lista de tareas. Entre otras características de su rutina diaria, generalmente hay un horario bien equilibrado y estrictamente organizado que les ayuda a prosperar tanto en sus carreras como en su vida personal.


13. Barack Obama: Evitar el café

El ex presidente Barack Obama puede ser considerado un ser extraño en medio del mundo moderno porque no le gusta tomar café. En cambio, para mantenerse hidratado y aumentar su metabolismo, generalmente bebe té verde, jugo de naranja y mucha agua.

Obama tiene dos reglas principales con respecto a su rutina matutina: nunca deja su entrenamiento y siempre desayuna. Aparentemente, evitar el café por la mañana no afecta su nivel de energía; en promedio, duerme unas 5 horas de noche y se concentra en hacer entrenamiento de fuerza o cardio justo después de despertarse.

12. Jennifer Aniston: Levantarse temprano

Probablemente ya has escuchado que las personas más exitosas son madrugadoras, y Jennifer Aniston no es una excepción. Todos los días laborales, ella se levanta a las 4:30 am e inmediatamente comienza a hacer sus rituales matutinos.

Como parte de su rutina matutina, Jen se lava la cara con jabón, bebe agua caliente con limón y luego medita durante 20 minutos. Levantarse temprano le permite comenzar bien el día y tener un tiempo de calidad para ella antes de ir a trabajar.


11. Oprah Winfrey: Meditar

Los beneficios de la meditación son bien conocidos por todos: ayudan a reducir el estrés, mejoran la productividad, aumentan la creatividad y mantienen el bienestar general. Es por eso que Oprah Winfrey usualmente incluye la meditación en su rutina diaria.

Oprah comienza cada mañana con 20 minutos de meditación sentada, sin saltarse los días festivos y los fines de semana. Ella dice que sentarse en la quietud la llena de esperanza, de paz y de profunda alegría. Sin embargo, si tiene demasiada prisa, solo medita de 10 a 12 minutos, pero dos veces al día como de costumbre.

10. Tim Ferriss: Alcanzar pequeñas metas

Tim Ferriss lo sabe todo sobre el éxito, simplemente porque ha entrevistado a miles de grandes líderes de todos los ámbitos de la vida. “Si ganas la mañana, ganas el día”, es el lema de Tim expresado en uno de sus libros.

Ferriss elige comenzar sus días despejando su habitación y su mente, y es por eso que primero hace la tarea más fácil pero más molesta: hacer la cama. Esta acción tan simple genera un sentimiento de orgullo y logro. Una vez hecho esto, puedes estar seguro de que hay al menos una cosa en tu vida que está absolutamente bajo tu control, y no vale la pena preocuparse por el resto.


9. Lea Michele: Tomar una ducha de agua caliente

Cada mañana, después de una taza de café, Lea Michele toma una ducha de agua caliente. Hace vapor durante mucho tiempo, incluso en sus días más ocupados, ya que este procedimiento la ayuda a ablandar y sudar todas las toxinas de su cuerpo.

Al ducharse, Michele exfolia su cuerpo dos veces: comienza con el cepillado en seco y luego usa un exfoliante casero que contiene aceite de coco, azúcar moreno o sal marina y aceite de oliva y lo guarda directamente en su baño.

8. Richard Branson: Pasar tiempo con la familia

Resulta que Branson no es el único pájaro madrugador de la familia. No importa lo que haga después, Richard se despierta alrededor de las 5 de la mañana, hace ejercicio y come su desayuno. Sin embargo, lo más importante de su mañana es pasar tiempo con su familia.

Branson dice que un tiempo de calidad en familia lo pone de buen humor antes de empezar a trabajar. Según algunos estudios, también reduce el estrés, mejora su salud y extiende la esperanza de su vida.

7. Jessica Alba: Entrenar con amigos

Todas las personas exitosas saben la importancia del ejercicio en su vida. Y si no haces ejercicio por la mañana, lo más probable es que no lo hagas por la noche cuando te sientas cansado después de todas tus tareas del día. Al igual, es muy difícil levantarse un poco antes de lo habitual para hacerlo, cuando sabes que puedes pasar este tiempo en tu cómoda cama.

Jessica Alba encontró una salida a esta situación: utiliza a sus compañeros de entrenamiento para ayudarla a convertir las sesiones de sudor de la mañana en una realidad. La actriz admite que el ejercicio no es su actividad favorita, pero le ayuda a reducir el estrés, y sus amigas siempre la mantienen motivada para hacer yoga o clases de spinning juntas.

6. Brittany Snow: Hacer una lista de reproducción propia para “prepararte”

Incluso si usualmente te levantas “con el pie izquierdo”, puedes cambiar fácilmente tu estado de ánimo negativo por un estado de ánimo positivo haciendo uso de una buena lista de reproducción musical. La estrella de la comedia musical Ritmo perfecto, Brittany Snow, lo llama una lista de reproducción para “prepararse”.

Como regla general, después del desayuno, coloca su propia lista de reproducción llena de canciones para mejorar el estado de ánimo que hace sonar en los altavoces en toda la casa. Le ayuda a despertarse rápidamente y establecer un estado de ánimo adecuado para el resto del día.

5. Julianne Hough: Expresar gratitud

Julianne Hough prefiere comenzar su día con una nota positiva al realizar su propio ritual matutino de gratitud. Inmediatamente después de levantarse a las 6:30 AM, se sienta en su cama y piensa en 5 cosas por las que está agradecida, bien sean cosas que ya le sucedieron o que va a hacer durante su día.

Julianne también establece algunos pequeños objetivos espirituales para las siguientes 24 horas. Esto puede ser algo así como hacer sonreír a 10 personas a lo largo del día, por ejemplo. Solo después de esto se levanta de la cama, se lava los dientes y continúa con sus otras rutinas matutinas.


4. David Karp: No revisar el correo electrónico

El fundador y CEO de Tumblr, David Karp, está seguro de que leer los correos electrónicos en la mañana en casa nunca es algo productivo o que genere emociones buenas. En cambio, guarda toda la lectura de tu correo electrónico para cuando llegues al trabajo alrededor de las 9:30 o 10:00 am. Si hay algo urgente de lo que debes estar informado, si es demasiado urgente, las personas podrán llamarte o enviarte un mensaje de texto.

David también instaló filtros en su correo electrónico para que su bandeja de entrada reciba mensajes solo del personal que trabaja en su compañía y de su novia; el resto de sus correos electrónicos van a la carpeta “sin clasificar”. Cuando llega a su oficina, revisa la carpeta de su bandeja de entrada y responde a todos los mensajes. Después de eso, abre la carpeta “sin clasificar” y comprueba si hay algo importante allí.

3. Kate Hudson: Darle un baño de hielo a tu rostro

Kate Hudson generalmente se despierta con la ayuda de un baño de hielo. Adoptó este hábito de un artista de maquillaje con el que trabajaba y comenzó a hacerlo cada mañana.

Para hacer un baño de hielo facial, Kate usa un recipiente lleno de hielo y un poco de agua. Ella mete la cara y trata de quedarse allí tanto tiempo como pueda. Este baño de congelación la despierta muy rápido y también suaviza su piel facial y le da brillo.


2. Mark Zuckerberg: Eliminar opciones

Por supuesto, tener muchas opciones puede parecer increíble e incluso lujoso para algunos de nosotros. Pero cuando tienes prisa por la mañana, perder esos preciosos minutos en decidir qué ponerse o comer puede convertir tu día en un completo desastre. Es por eso que muchas personas ricas y exitosas han elegido voluntariamente eliminar sus decisiones a lo largo del día.

Uno de los mejores ejemplos de esto es Mark Zuckerberg, quien admite que tiene aproximadamente 20 camisetas grises idénticas en su armario. Esta falta de elección le ayuda a evitar el cansancio de la decisión y enfoca su atención en los negocios.

1. Steve Jobs: Recordar tus sueños

En su discurso ante una clase completa que estaba en su día de graduación en Stanford, Jobs dijo que cada mañana se miraba en el espejo y se hacía la misma pregunta: “Si hoy fuera el último día de mi vida, ¿querría hacer lo que estoy haciendo hoy?”. Si su respuesta era “no” durante mucho tiempo, estaba seguro de que necesitaba cambiar algo en su vida.

Este tipo de reevaluación de su trabajo y sus deseos todos los días le ayudó a perseguir sus sueños sin olvidarse de su verdadero yo.

¿Tienes tus propios hábitos matinales para comenzar bien tu día? ¡Comparte tus rituales con nosotros en la sección de comentarios!




Fuente:genial.guru