11 Mamás famosas comparten con nosotros su secreto para volver a estar en forma después de tener un bebé


El embarazo trae muchas emociones como la alegría, la exaltación, la felicidad y la tristeza, además de lidiar con el peso posterior al embarazo. Al ser una celebridad es aún más importante volver estar en forma. Lisa DeFazio, especialista en nutrición en Los Angeles, dice: “Las celebridades trabajan duro en su persona y le dedican tiempo porque su carrera depende de ello”.

Jennifer Lopez



J. Lo siempre ha sido una de las celebridades que se ha mantenido siempre en forma, pero ni siquiera ella puede permanecer al margen de la grasa posterior al embarazo. Se tomó su propio tiempo para perder el peso extra de su cuerpo; en los primeros meses, realizó entrenamientos ligeros como caminar. Más tarde, comenzó a correr un poco más de 6 kilometros, hacer más de 800 metros de natación y casi 29 kilómetros de bicicleta. Además, dijo: “La cosa importante aquí es seguir alternando estos ejercicios, para que tu cuerpo se adapte, y ahí es cuando realmente ocurren los cambios y obtienes resultados”.

Halle Berry




Halle Berry engordó más de 15 kilos cuando estuvo embarazada de la pequeña bebé Nahla, pero mostró que tenía mucha fuerza de voluntad para recuperar la forma que tenía. Solía comer pequeñas porciones frecuentemente y evitar los alimentos ricos en sodio y los fritos, porque de ese modo mantenía constantes sus niveles de azúcar en la sangre, lo que es crucial para controlar la diabetes. De hecho, sus comidas favoritas incluían sopas caseras o pescado con verduras de hoja verde como la col rizada o las espinacas; también, arroz integral. “Su sopa no es solo sopa, probablemente hay muchas verduras y frijoles, así que esto te mantiene lleno”, dice su entrenador.

Alessandra Ambrosio



Comer porciones pequeñas, arroz integral en lugar de arroz blanco y muchas ensaladas ayudaron a esta modelo de la marca de ropa interior Victoria Secret a volver a su peso. Ella perdió más de 20 kilos en solo 3 meses despues del embarazo. Incluso regresó pronto a la pasarela después de eso.

Mariah Carey



Mariah Carey perdió al menos 31 kilos después de dar a luz a sus mellizos; llevaba un peso adicional de agua retenida durante su embarazo. “Si asumimos que parte de ese peso se debió a la retención de agua, la sorprendente pérdida de peso de Carey no solo es saludable, sino también, factible. 907 gramos en una semana, un poco más de 4 kilos por mes, es seguro para salud y puedes hacerlo sin morirte de hambre o hacer ejercicio por horas”, dice su portavoz.

Jessica Alba



Jessica Alba ganó más de 15 kilos con su hija Honor. Aun así, con el trabajo duro, tuvo abdominales increíbles y una figura por la que cualquera moriría. En su primera fase, hizo entrenamientos de 20 minutos que fortalecieron los músculos centrales. Más tarde comenzó con ejercicios de cuerpo completo, como los burpees, que la ayudaron a perder peso más rápidamente.

Ella reveló que incluso llevaba un doble corsé para ayudar a recuperar el cuerpo que tenía antes del bebé.

Beyoncé



Siendo madre de 3 hijos, Beyoncé todavía balancea su cuerpo candente en el escenario. Es una de esas celebridades que disfruta de su peso después del embarazo, pero cuida bien de su cuerpo sin perder la paciencia y su identidad. Su secreto es universalmente reconocido por las mamás. Ella dice: “Perdí la mayor parte de mi peso extra durante la lactancia, y aliento a las mujeres que lo hagan, es muy bueno para el bebé y es bueno para ti”.

Reese Witherspoon



Tenemos razones para creer que Reese Witherspoon no envejece con el paso del tiempo. Ella es madre de tres hijos y cada vez que termina un embarazo, vuelve a tener un cuerpo sólido como una roca. Pero incluso ella admite que con su tercer embarazo tuvo problemas de peso. Optó por una dieta saludable, por realizar yoga, senderismo y baile.

Dijo: “Bailo mucho con mis hijos, y cuando me visto por la mañana tengo una lista de canciones para que suenen”. Ella fue aún más lejos al decir: “Solo tienes que ser amable con tu cuerpo y tener paciencia, para regresar a tu forma y tener buena salud”.

Heidi Klum



Heidi Klum ganó más de 15 kilogramos con su hijo Henry y sorprendió a todos con su hermosa figura en la pasarela de la marca de ropa interior “Victoria Secret”. Su entrenador dice: “Heidi sabía lo que quería lograr”, y simplemente lo hizó. Optó por los entrenamientos en máquina de remos, que le dio mejores resultados que la caminadora. Junto con eso, eliminó el alcohol, el pan blanco, algunos carbohidratos ricos en almidón, ciertas frutas, las grasas saturdas y las grasas trans no saludables. En su lugar optó por el brócoli y la coliflor, el salmón, el pollo, las nueces, los champiñones, las claras de huevo, los frijoles y más.

Kim Kardashian



La madre de tres hijos, Kim Kardashian, perdió un poco más de 31 kilogramos después del embarazo de su segundo hijo. Ella reveló que se sometió a la dieta de Atkins, que básicamente se trata del control de porciones y bajo consumo de carbohidratos. Esta dieta favorece el consumo de grasas y fibras saludables. Ella comenta: “He estado haciendo la dieta de Atkins, que funcionó para mí... esta vez creo que he perdido casi 31 kilos”.

Jessica Simpson



Debido a su aumento de peso después del embarazo, Jessica Simpson se convirtió en el punto de burlas de muchos programas de televisión en los que era entrevistada, así como en otros medios de comunicación. Más tarde fue su turno de sonreír, cuando regresó a su forma perdiendo el peso extra.

Ella reveló su secreto: junto con sus entrenamientos 3 veces a la semana, ella camina mucho. “Traté de realizar entre 8 000 a 10 000 pasos al día. No estaba tratando de perder peso”, dice ella. “Intento caminar apróximadamente un poco más de 4 kilometros al día y esto lo hago con constancia”.

Jennifer Garner



Madre de 4 hijos, Jennifer Garner se tomó tiempo para ponerse en forma desde el nacimento de su primer hijo. A los 2 meses del nacimiento de su pequeño, ella cautivó a los medios con su cuerpo atlético.

Su secreto es no solo observar a sus hijos mientras juegan en el suelo sino también unirse a la diversión. De esta manera puedes mantener felices a tus hijos y estar en forma con tu cuerpo. “En 45 minutos, la mujer promedio puede quemar hasta 200 calorías jugando con los niños”.

Las madres siempre estan dando todo por sus hijos, pero defintivamente se sienten bien cuando hacen algo por ellas mismas. Entonces, si tú eres una de esa madres que ha trabajado muy duro para que tu cuerpo volviera a estar en forma después del embarazo, comparte con nosotros tus secretos. ¡Nos encantaría leerlos en los comentarios!



Fuente:genial.guru