10 Razones populares, pero ridículas, por las cuales muchas parejas se pelean


La mayoría de las peleas en una relación romántica ocurren debido a preguntas de la vida cotidiana: quién va a lavar los trastes, quién lavará la ropa y quién va a tirar la basura por la fría mañana. Pero algunas veces, las parejas se pelean debido a ridículas pequeñeces, las cuales no se pueden dejar pasar sin soltar una carcajada.

1. Bajar la tapa del escusado

Entras al cuarto de baño y, en el mejor de los casos, ves que la tapa está arriba. ¿Cómo no enojarte aquí? Todo está hecho: gritos, escándalos y el mundo se está yendo al infierno. Mientras que el hombre no entiende que está pasando y por qué es tan difícil bajar la tapa del escusado. Él la levanta constantemente y no se queja.

2. ¿Quién lava los platos?

Cenaron juntos con mucho amor y armonía, todo fue perfecto hasta que llegó el momento de lavar los platos. El hombre está ansioso por levantarse rápidamente e irse a sentar al sofá, ya que está a punto de comenzar un partido de fútbol y a la mujer no le agrada la idea de pasar más tiempo cerca de la estufa, pero esta vez lavando los trastes. Ella también tiene derecho a relajarse y leer un libro. Finalmente, la pelea se hizo más grande, el partido de fútbol terminó e incluso hasta del libro se olvidaron, sin embargo, los platos sucios siguen estando en el fregadero.

3. Tubo vacío del papel de baño

Esto siempre sucede en un momento inadecuado. Por supuesto, cuando entras al cuarto de baño posiblemente verificas si el papel de baño está en su lugar. En caso de no hacerlo, simplemente alargas tu mano para tomarlo, pero te espera la sorpresa de un tubo vacío y parece que tu pareja se está burlando de ti. Tu cerebro comienza a analizar quién ha sido el último que entró al baño y de inmediato hace una lista completa de acusaciones.

4. Debido a la luz encendida

Las personas se dividen en “¿por qué está tan oscuro?” y aquellos que dicen “¿para qué es necesaria tanta luz?”. Por alguna razón, estos dos extremos se encuentran en una relación. Unos se preocupa por la vista, otros por la factura de la electricidad al final del mes. Así viven: se pelean y activan los interruptores.


5. Debido a que no puedes tomar bien la foto de tu pareja

Las mujeres sueñan con un #instaesposo como el que tiene su amiga para que las fotografías salgan bonitas y tengan muchos “me gusta”, pero, por desgracia frecuentemente la pareja toma fotos en las cuales has bostezado / has cerrado los ojos / has abierto la boca. Los hombres, a su vez, sueñan con las chicas que admirarán los lugares de interés histórico y no pedir tomarles unas 100 500 fotografías.

6. Debido a que tú o tu pareja caminaron por la casa con los zapatos sucios

“¡Acabo de limpiar el piso! ¡¿A dónde vas con esos zapatos tan sucios?!”, después el escándalo porque tu pareja no respeta tu trabajo y solo piensa en sí mismo. Comienzas a discutir y como resultado, este doloroso tema se convierte en un desmontaje a gran escala: comienzas a recordar las secuencias de la limpieza en los últimos años.


7. Por el despertador

¿Por qué siempre es así? Debes levantarte más temprano porque el despertador de otra persona suena por toda la casa. Por alguna razón, tú fuiste quién se despertó y no tu pareja. Mientras tu media naranja duerme tranquilamente, tienes que levantarte de las cama calientita y encontrar de dónde proviene el sonido, tal vez por eso en las mañana nadie dice “¡Buenos días!”.

8. A causa de que no compartió contigo el último pedacito de algo delicioso

Existe un amor tan peculiar e incomparable por el último pedacito de comida. Lo miraste por un largo tiempo, pero hasta ahora, no tuviste tiempo para poder saborearlo. Por consiguiente, de una manera cuidadosa, colocaste el bocadillo en un plato por separado y lo escondiste en el rincón más profundo del refrigerador para ocultarlo de los demás. Al esperar el momento adecuado, nuevamente abres el refrigerador pero te encuentras con un completo vacío y un “lo siento, pensé que no lo comerías”.

9. El tubo abierto de la pasta de dientes

Una agradable tarde hogareña. Es hora de ir a dormir pero antes de eso tienes que lavar tus dientes. Tomas tu cepillo de dientes, tarareas tu canción favorita y todo termina cuando observas la pasta. ¡Abierta! Y tienes que limpiar los pedacitos de residuos que se quedaron en el borde. ¿Qué es tan difícil de cerrar la tapa?

10. Ver un capítulo de tu serie o la serie favorita de tu pareja a solas

En un momento muy emocionante, te diriges a toda velocidad a casa después del trabajo ya que hoy sale un nuevo capítulo de tu serie favorita. Dejaste un par de golosinas de la comida para obtener un máximo placer mientras miras el televisor. Por fin estás en casa, te dejas caer en el sofá, y como respuesta escuchas “Ya lo vi”. De inmediato es tan ofensivo que simplemente es imposible no pelear.


¿Qué hacer?
Una gran cantidad de conflictos comienza debido a las omisiones entre las personas. Por eso los psicólogos en un principio recomiendan examinar el problema con tu pareja. De una manera tranquila, sin gritos ni acusaciones, explica que tal situación es muy frustrante y estarás agradecido si él o ella cambia la situación.
Utiliza etiquetas como recordatorios. Si tu pareja en automático todo el tiempo olvida hacer algo, entonces pega en la recámara una estampilla visible con lo que tiene que recordar. Por ejemplo, en el pasillo puedes poner una estampilla con la leyenda “¡Apagar la luz!”.
Los especialistas de las relaciones familiares recomiendan abordar la solución a los problemas con un juego. Por ejemplo, puedes jugar con tu pareja “Piedra, papel o tijera”: quién pierda entonces lavará los platos. Es importante que ni tu pareja ni tú, perciban la vida como un castigo por parte de un ser querido.
Cambia la situación y no a la persona. Es muy difícil deshacerse de unos cuantos hábitos, pero es más difícil volver a educar a una persona. Por ejemplo, intenta comprar una pasta de dientes con una tapa distinta, la cual no se tenga que cerrar girando, sino simplemente presionando.
Fortalece el sentido del humor. ¡En ese mundo no existen problemas hogareños que no se puedan resolver con una buena broma!
Bono para tranquilizarse
Científicos llegaron a la conclusión de que las peleas por pequeñeces ayudan a las parejas a impedir mayores conflictos. Las pequeñas diferencias les permiten a ambos desahogarse rápidamente y no acumular agresión. Además, si se pelean, quiere decir que se preocupan el uno por el otro y que están ardiendo de pasión.


¿Por qué tipo de pequeñeces peleas con tu media naranja?



Fuente:genial.guru