Dónde se acumula el estrés en tu cuerpo y cómo solucionarlo


Todos hemos escuchado muchas veces que el estrés tiene un gran impacto en nuestra salud y bienestar. Los investigadores creen que, a largo plazo, el estrés puede acumularse en ciertas áreas de nuestro cuerpo, y podemos estar buscando por equivocación algún tratamiento de salud mientras que la verdadera causa del problema es de naturaleza psicológica.

1. Cuello y hombros


El estrés provoca tensión en los músculos del cuello y los hombros. Cuando estamos bajo estrés, levantamos los hombros sin darnos cuenta y esta posición contrae los músculos del cuello y los hombros, y terminamos sintiendo dolor en estas áreas del cuerpo.

2. Cabeza



Cuando nos estresamos, a menudo terminamos sufriendo de migraña y dolor de cabeza. Este es el resultado de la liberación de químicos del cuerpo durante el estrés. Estos químicos afectan los nervios y los vasos sanguíneos en el cerebro, lo que da como resultado un dolor de cabeza.

3. Estómago



Nuestro estómago responde rápidamente a nuestro bienestar mental. El estrés puede tener un impacto no solo en la forma en que funciona nuestro intestino, sino que los científicos creen que puede cambiar la composición microbiana en el estómago. El estrés también puede hacer que nuestro cuerpo comience a producir más ácido digestivo, lo cual conduce a la acidez.

4. Parte baja de la espalda



Los científicos creen que el dolor de espalda generalmente está en tu cabeza. Cuando estamos bajo estrés, tendemos a cambiar nuestra rutina, comportamiento, la forma en que caminamos, cómo dormimos, cómo nos sentamos, y estos cambios pueden afectar los músculos alrededor de nuestra columna vertebral. Cuando estos músculos se contraen, es posible que empecemos a sentir dolor en la zona lumbar.

5. Mandíbula


¿Alguna vez te han dicho que rechinas tus dientes? Hay una gran posibilidad de que el estrés sea el responsable de esto. El músculo de la mandíbula principal, llamado músculo masetero, al estar bajo tensión obliga a la barbilla a moverse de un lado al otro, y esa es la razón por la que rechinas tus dientes.

6. Piel


Cuando vivimos situaciones de tensión, nuestro cuerpo libera “hormonas del estrés” que hacen que nuestra piel se vuelva mucho más sensible. Estas hormonas también activan las glándulas de la piel y comienzan a producir más aceite, lo cual bloquea los poros y produce acné, granos, brotes y otros problemas.

7. Páncreas


En condiciones de estrés crónico, nuestro cuerpo puede dar una señal al páncreas para que produzca más insulina de la que realmente se necesita. Esta sobreproducción puede dañar las arterias, hacer que aumentes de peso e incluso aumentar el riesgo de diabetes.

8. Articulaciones, huesos y músculos

Los dolores en los huesos, articulaciones y músculos de todo el cuerpo también pueden estar relacionados con el estrés. Los estudios han demostrado que existe una estrecha relación entre los síntomas depresivos y el dolor en todo el cuerpo. Los médicos se toman muy en serio la depresión en estos días. Si crees que este podría ser tu caso, busca ayuda profesional. No siempre tiene que ser medicación, a veces solo necesitas que alguien te escuche.

9. Corazón


El estrés puede aumentar la presión sanguínea, afectando también al corazón. A largo plazo también puede producir cambios en los latidos cardíacos, hasta el punto de conducir a un ataque al corazón o a un derrame cerebral.

10. Sistema inmune



El sistema inmunológico ayuda a nuestro cuerpo a luchar contra cualquier virus, bacteria u otros “chicos malos”. Cuando estamos estresados, nuestro cuerpo libera sustancias químicas que suprimen nuestro sistema inmune y el nivel de linfocitos en la sangre, lo que nos hace más vulnerables. En otras palabras, cuando estamos estresados, estamos expuestos a enfermarnos más facilmente.

Ayuda a tu cuerpo


El estrés puede afectar nuestra apariencia, nuestro comportamiento y bienestar en general, y depende de nosotros permitir que esto suceda, o encontrar una solución para liberarnos de él. Por supuesto, no siempre podemos cambiar lo que causa el estrés, pero podemos ayudar a nuestro cuerpo a sobrellevarlo.

Meditación. La meditación de forma regular puede ayudar a que nuestro cuerpo y mente se relajen un poco. Ve a un lugar tranquilo y trae a tu memoria un momento en el que estabas muy feliz, concéntrate en ese pensamiento durante unos minutos. Puede que no sea fácil al principio, pero si continúas practicandolo dos veces al día, descubrirás que esto te ayudará a liberar la tensión física y mental causada por el estrés.
Masajes. Una terapia de un masaje profesional puede hacer milagros, pero incluso un simple automasaje te ayudará a liberar la tensión física.
Ejercicio. Durante la actividad física, nuestro cuerpo libera endorfinas, la hormona de la felicidad, y eso es exactamente lo que necesitamos durante un momento estresante.
En general, hay muchos problemas de salud que pueden estar estrechamente relacionados con el estrés, y no son solo físicos. Por lo tanto, sería aconsejable que consultes con tu médico y trates de encontrar las verdaderas razones de tus dolores y molestias. ¡Es posible que solo necesites un descanso!

¿Sabías que el estrés puede acumularse en algunas partes de nuestro cuerpo? ¿Cómo tratas el estrés en tu vida? ¡Déjanos tus respuestas en la sección de comentarios!




Fuente:genial.guruj