8 Misteriosas desapariciones de famosos que causan escalofríos


Según ciertas tristes estadísticas, en los últimos 20 años, más de 4,5 millones de personas han desaparecido en el mundo. Y entre ellas, también se encuentra gente famosa. Por ejemplo, el hijo de un millonario muy reconocido, el cual desapareció en las selvas de Nueva Guinea, y la primera mujer piloto de la historia, quien desapareció en el cielo sobre el Océano Pacífico.

1. Michael Rockefeller



Michael Rockefeller, hijo del famoso millonario Nelson Rockefeller, fue un etnógrafo y antropólogo muy apasionado. Desde su infancia sintió especial atracción por estos temas, y más tarde decidió convertirse en científico e ingresar en la Universidad de Harvard. Tras su graduación, este joven especialista quiso realizar una expedición científica a Oceanía para estudiar la vida de los nativos del lugar. Su padre apoyó su idea financiando el viaje.

En el otoño de 1961, Michael, junto al etnógrafo holandés René Wassing, realizó una expedición a Nueva Guinea. Acompañados por dos guías, estos jóvenes científicos visitaron asentamientos aborígenes intercambiando objetos para el hogar y obras de arte por artículos de metal. Tras pasar un tiempo, se hicieron con una colección única, pero Michael se rehusó a volver y quiso continuar con la iniciativa. El científico se dirigió a conocer a la tribu caníbal Asmat a bordo de un bote casero, a pesar de las advertencias de los aborígenes del lugar.

En el camino a dicho lugar, el barco volcó y todos, excepto Michael, decidieron regresar: el heredero del millonario quería llegar al lugar a nado. Tras eso, nadie más lo volvió a ver. Michael, muerto o vivo, nunca fue encontrado. Muchos creen que no pudo ahogarse ni ser atacado por cocodrilos. Según la versión más próxima a la verdad, Rockefeller fue asesinado y comido por los miembros de la tribu.


2. Amelia Earhart



Amelia Earhart fue una escritora pionera en el mundo de la aviación. Fue la primera mujer piloto en volar y atravesar el océano Atlántico, hazaña que logró en 1928. En 1937, decidió emprender un viaje alrededor del mundo junto a su copiloto Fred Noonan. Ambos lograron superar la mayor parte del camino sin mayores dificultades. Para lograr su objetivo final, solo les faltaba volar otros 11 000 kilómetros sobre el océano Pacífico.

Sin embargo, en un momento determinado, su avión desapareció de los radares. Según los expertos, en ese momento reinaban unas malas condiciones meteorológicas en el lugar, el combustible se agotaba rápidamente y la radio operaba de manera intermitente. La búsqueda de la nave se prolongó durante más de dos semanas, pero sin éxito. La desaparición de Amelia dio lugar a muchos rumores, entre ellos, el de su secuestro a manos de los japoneses. Un investigador de la Universidad de Tennessee argumenta incluso que unos restos encontrados en 1940 en la isla de Nikumaroro, probablemente, pertenezcan a la famosa piloto.

3. Antoine de Saint-Exupéry



Antoine de Saint-Exupéry fue un famoso escritor y poeta francés, así como piloto profesional. El 31 de julio de 1944, un avión de reconocimiento francés dirigido por este salió de la isla de Córcega. La tarea del piloto consistía en tomar fotografías aéreas en la zona de los Alpes. Pero la aeronave no regresó a la hora prevista y se dio por perdida.

Durante las décadas posteriores se presentaron muchas versiones místicas sobre lo que pudo sucederle al famoso escritor. Sin embargo, el 7 de septiembre de 1998, el capitán de la embarcación Horizon, Jean-Claude Bianco, encontró un brazalete en el fondo del mar Mediterráneo con el nombre del escritor y la dirección de su esposa. En el año 2000, el buceador Luc Vanrell informó que durante una de sus inmersiones vio un avión en el fondo, justo en aquel mismo lugar en donde antes se había encontrado dicho brazalete.

En 2008, los investigadores que continuaron la búsqueda llamaron a Horst Rippert, un piloto alemán que, como se descubrió, había derribado el avión del escritor. Según su versión, el 31 de julio de 1944, encontró la aeronave con símbolos de identificación francesa, por lo que decidió atacarla. El piloto alemán vio cómo el enemigo, tras ser derribado, caía al mar. “En los años de mi juventud, todos leían y adoraban sus libros. Si hubiera sabido que se trataba de él, jamás le habría disparado”, afirmó el hombre.

4. Richey Edwards



Richey Edwards fue un músico y guitarrista inglés, miembro de la banda de rock alternativo Manic Street Preachers, la cual fue muy popular en la década de 1990. Edwards, como muchos músicos, sufría de depresión y anorexia. Su desaparición se conoció el 1 de febrero de 1995, día en que se suponía que el grupo tenía que viajar a Estados Unidos para realizar una gira promocional. A las siete de la mañana, el músico abandonó su habitación de hotel para reunirse con los miembros de la banda en el aeropuerto. Pero nunca apareció. La gira corría el riesgo de cancelarse, por lo que sus compañeros comenzaron a buscar a Richey por todas partes, pero la búsqueda no tuvo éxito.

La desaparición fue muy extraña, ya que se descubrió que Richey había sido visto varias veces en lugares inesperados: una vez, en la oficina de pasaportes, otra en la parada de taxis en Newport, y también en la estación de servicio técnico de Severn View. La búsqueda de este músico se prolongó durante más de 10 años, pero el 23 de noviembre de 2008, fue declarado oficialmente muerto.

5. Oscar “Zeta” Acosta


Oscar Zeta Acosta era un abogado, escritor y activista estadounidense, más conocido por su amistad con Hunter S. Thompson, quien en las páginas de Fear and Loathing in Las Vegas lo describió como su representante legal.

En 1974, el abogado se dirigió a México, lugar en donde desapareció sin dejar rastro. En mayo de 1974, llamó a su hijo y le dijo que “iba a subir a un bote lleno de nieve blanca”. Se rumoreaba que Acosta estaba vivo y escondido en Miami, pero después de un tiempo, su amigo Hunter publicó una nota necrológica. Atendiendo a su versión, Oscar sufría de una fuerte adicción a las drogas. El cuerpo del abogado nunca fue encontrado.


6. Bison Dele

Bison Dele era un famoso jugador de baloncesto estadounidense. Durante toda su vida, este deportista se distinguió por su comportamiento extraño y excéntrico. Terminó su carrera profesional en la cima cuando tenía solo 30 años. En julio de 2002, Dele, su novia y su hermano zarparon por el Océano Pacífico. La última vez que se vio a este jugador junto a su chica fue en Tahití, el 8 de julio de 2002. Su hermano volvió solo del viaje unas semanas después.

En septiembre, este fue arrestado por la policía. Dos días antes de ese suceso, el yate del jugador de baloncesto fue encontrado cerca de Tahití presentando agujeros de bala. El FBI concluyó que su hermano disparó a Bison y a su novia, y luego arrojó los cuerpos al océano para que nadie pudiera encontrarlos. Algún tiempo después, se suicidó. No se encontró información nueva después de su muerte, por lo que se detuvo la investigación en ese momento.

7. Sean Flynn



Sean era el único hijo del actor de Hollywood Errol Flynn. A diferencia de su padre exitoso, nunca pudo alcanzar la cima en el mundo del cine y se desilusionó con la profesión. Después de participar en diez películas, decidió convertirse en reportero gráfico. El 6 de abril de 1970, Flynn, junto a un compañero de profesión, viajaba en motocicleta por Camboya. En un control de carretera, fueron detenidos por Khmer Rouges (Jemeres Rojos). Después de eso, no se supo más nada de ellos. Se rumoreaba que presuntamente fueron vistos en México muchos años más tarde, pero no hay una confirmación oficial.

8. Connie Converse

Connie Converse fue una compositora e intérprete reconocida en la década de 1950. Actuaba a menudo en Nueva York, pero nunca se hizo famosa. En la década de 1970, la cantante experimentó una grave crisis profesional y fruto de ello cayó en una depresión. En agosto de 1974, escribió una serie de cartas a su familia y amigos en las que mencionaba su intención de comenzar una nueva vida en algún otro lugar.

Los familiares esperaban que la joven emprendiera un viaje de un día a un lago, pero cuando las cartas fueron entregadas, ella había recogido ya todas sus pertenencias y se había dirigido a un destino desconocido. Todas las búsquedas posteriores de Connie resultaron infructuosas.

¿Conoces alguna otra teoría sobre estas desapariciones místicas de famosos? ¿Crees que algunos de ellos todavía siguen vivos? Cuéntanos en los comentarios.




Fuente:genial.guru