7 Métodos eficaces para dormir rápidamente, cuando realmente es necesario


Existe un medio perfecto para resolver casi cualquier problema. El sueño. En verdad, ¿qué dicen los doctores o los gurús de la belleza cuando te encuentras luchando contra el sobrepeso, intentas superar la apatía de otoño o simplemente quieres tener una vida saludable? Ellos dicen que tienes que dormir bien. Pero parece ser que esto no es tan sencillo. Si te acuestas por la noche y no puedes cerrar los ojos, no sabes de qué lado es mejor dormir y te invaden los pensamientos, entonces los siguientes 9 puntos son para ti.

1. Dejar de dormir y prepararse para el trabajo



Por supuesto, figurativamente. A pesar de la simplicidad, esto es eficaz: si el sueño se ha ido, entonces necesitas imaginar que ya ha sonado el despertador y por la ventana brilla el amanecer. Reproduce en tu cabeza tus acciones: cómo debes levantarte, ponerte tu bata, asearte, desayunar, lavar tus dientes y salir de casa en esa fría mañana.

Después de unos cuantos minutos de una buena imaginación, te dará un poco de flojera hacer todo eso y el sueño llegará de nuevo.

2. Cerrar la fosa nasal derecha

 

Este consejo no es recomendable para las personas con hipotensión, y tiene una explicación completamente lógica: si cierras tu fosa nasal, al estar acostado sobre el costado izquierdo, entonces la presión arterial caerá. Como sabemos, cuando la presión disminuye, tus ganas de dormir aumentan. No te sobre esfuerces, respira lento, tranquilo y profundo.

3. “Mariposa”



La posición mariposa es una asana de yoga con la cual no necesitarás hacer muchos esfuerzos y pensar qué tan diligentemente y de manera correcta has colocado las piernas. Por el contrario, relajas el cuerpo y mente, sentirás cómo desde todo el cuerpo, comenzando por la parte de la cadera, se comienza a liberar toda la carga.

Además, la “mariposa” equilibra la presión arterial y ayuda a las mujeres con dolores menstruales. Tal ejercicio se puede realizar incluso al estar acostado en la cama.

Y vale la pena rechazar las fuertes cargas físicas antes de ir a dormir.

4. Escuchar música binaural



Las personas ancestrales golpeaban con ritmo los tambores al saber que esto causaba algo especial en el cerebro humano: otorgando un humor de guerra, o por el contrario, tranquilizándolos.

Los ritmos binaurales son más difíciles de crear, pero aún mantienen el tercer ritmo que no es percibido por los oídos, sino directamente por nuestro cerebro. Las canciones binaurales para dormir realmente te tranquilizan.

Por eso, antes de dormir, en lugar de tu playlist habitual intenta probar algo nuevo, notarás que la relajación no demorará mucho tiempo.

5. Cenar triptófano y magnesio



Suena alarmantemente, pero en realidad es muy sencillo. El triptófano es un aminoácido que se transforma en serotonina, una hormona que no solo se encarga de un buen estado de ánimo, sino también en general de sentirte relajado.

Productos con triptófano:

caviar negro y rojo;
queso;
nueces y legumbres;
carne blanca;
pescado;
leche y productos lácteos.
El magnesio, por su parte, además de una gran cantidad de útiles propiedades, es capaz de relajar el sistema nervioso, ajusta la presión, previene la migraña y ayuda a dormir rápidamente.

Productos con magnesio:

espinacas;
hierbas verdes, en particular el perejil;
remolacha;
almendras, avellanas, maníes;
productos marinos.
Vale la pena destacar: a pesar de la considerable importancia de la cena, no vale la pena llenarte por completo en la noche ya que esto actuará en una dirección diferente y las comidas pesadas pueden llevar al insomnio, al igual que una denegación absoluta de alimentos por la noche.

6. Respirar con el diafragma



La técnica de la respiración con el diafragma es realmente sencilla, pero requiere de un poco de entrenamiento. Relájate y realiza respiraciones lentas y profundas pero no con el tórax abierto como lo hacemos habitualmente. Para esto, inhala lentamente por la nariz, dejando que el aire entre profundamente hacia la parte baja del abdomen: coloca una mano en el abdomen y siente como se comienza a inflar y el aire comienza a ocupar espacio.

Tal técnica es utilizada en la meditación por una buena razón: ayuda a relajar y a disminuir la tensión.

Científicos de la Universidad de Oxford explicaron por qué no vale la pena contar ovejas. De acuerdo con los resultados de la investigación, las personas que realizaban el conteo de ovejas sobre una valla se quedaron despiertas por más tiempo. Parece ser que los artiodáctilos son más molestos de lo que pensábamos.

7. Revivir tu día de manera opuesta



Si aun así tus pensamientos irrumpen tus sueños y no puedes concentrarte ni para un respiro, ni para otra cosa más, entonces no debes dejarlo pasar por alto. Simplemente repasa en tu mente el día, solamente que en sentido contrario. Este ejercicio no solo te ayudará a tranquilizarte, sino también a examinar los acontecimientos más importantes en tu día pasado.


8. Todo en su lugar



Los psicólogos desde hace tiempo confirmaron que en casa debe haber un lugar designado para un sueño confortable, en donde no realices otro tipo de asuntos. Además, en esta recámara o rincón debe estar todo en orden para que no pienses sobre las cortinas sucias o el polvo debajo de la mesita, sino simplemente dormir lo más rápido posible.

9. Abrazar y estar cerca



Un cálido contacto corporal con la persona que amas también es capaz de provocar un sueño inmediato. Principalmente si los abrazos son cada vez más intensos y se convierten en algo más: en tu organismo habrá una emisión de endorfinas, lo que al final conllevará a la relajación. Además, disminuirá el nivel de cortisol que se acumuló en nuestro organismo a lo largo del día debido al estrés.

¿Tienes algún método personal para relajarte y dormir rápidamente?



Fuente:genial.guru