7 Creencias falsas que todos consideran verdad innegable


Desde la infancia, escuchamos ciertas frases y afirmaciones que luego consideramos indiscutibles durante toda nuestra vida. Por ejemplo, que consumir una gran cantidad de zanahorias mejora la vista, que a los hombres les crece la panza por tomar cerveza, y si sales con cabello mojado, seguramente te resfriarás. E incluso ahora, en la época de Internet, cuando se puede verificar cualquier información, ni siquiera podemos darnos cuenta de que todo esto es una falacia.


Mito 1: Ciertas partes de la lengua son sensibles a un solo gusto
El científico alemán David Hanig, a principios del siglo XX, llegó a la conclusión de que diferentes partes de la lengua son igualmente capaces de determinar el gusto, aunque la velocidad de reacción se difiere. Años más tarde, la investigación llevada a cabo por unos científicos confirmó la declaración de Hanig sobre que todos los gustos se sienten por igual en todas las partes de la lengua.

Entonces, ¿por qué nació este mito? Resulta que Edwin Boring, un psicólogo de la Universidad de Harvard, tradujo incorrectamente los trabajos del científico alemán Hanig, y más tarde se hizo popular la opinión de que la punta de la lengua siente el sabor dulce, la parte posterior de la lengua reacciona al sabor amargo y las partes laterales al agrio y salado.

Mito 2: Por tomar cerveza, a los hombres les crece la panza

Existe la creencia generalizada de que a los hombres que beben cerveza constantemente, les crece la panza. Pero no es la culpa de la cerveza, sino la abundancia de bocadillos dañinos que a menudo son compañeros permanentes de esta bebida. Además, la cerveza contiene alcohol, que a su vez irrita la mucosa gástrica, lo que provoca un aumento del apetito. Pero eso no es todo. Como dice Michael Jensen, endocrinólogo y especialista en obesidad de la Clínica Mayo en Rochester, Minnesota, EE. UU., al beber cerveza, el hígado tiene que quemar alcohol en lugar de grasa, y esta última se acumula en la cintura. ¿Y por qué allí? Debido a las características fisiológicas de los hombres, la grasa se acumula en el abdomen, mientras que en las mujeres se acumula en las caderas y los glúteos.



Mito 3: Los perros ven el mundo en blanco y negro
Muchos desde la infancia creen que los perros ven el mundo en blanco y negro. De hecho, distinguen los colores, pero no en la variedad que los vemos los humanos. Los científicos rusos probaron experimentalmente que nuestros amigos de cuatro patas pueden percibir una gama limitada de colores, de modo que pueden distinguir objetos de la misma forma. En general, la visión de un perro es muy similar a la visión de una persona con ceguera de color rojo-verde.

Mito 4: La zanahoria mejora la vista

Este mito nació después de la propaganda durante la Segunda Guerra Mundial. En ese entonces, el ejército británico afirmaba que los pilotos de aviones de caza tenían una excelente vista nocturna debido al consumo de zanahorias en grandes cantidades. De hecho, los aviones británicos tenían un radar a bordo que hacía más rápido y más fácil detectar al enemigo. Y los mensajes sobre el poder milagroso de la zanahoria fueron inventados y replicados por muchos medios para que los enemigos no adivinaran las nuevas tecnologías para detectar aviones.

El mito se hizo tan popular que se ha extendido por todo el mundo, incluso gracias al conejo Bugs Bunny, que constantemente mastica zanahorias.

Mito 5: Si nadas en el mar inmediatamente después de comer, puedes ahogarte debido a los calambres
Seguramente muchas personas en su infancia escucharon de sus padres que, después de comer, tenían que esperar entre 30 a 60 minutos antes de ir a nadar (en el mar o en un lago). Y si rompes esta regla, entonces en el agua puedes tener un calambre y ahogarte. Pero, afortunadamente, esto no es cierto, ya que no hay casos registrados cuando alguien se ahogó debido a una comida reciente. Pero vale la pena señalar que nadar después de una comida puede causar (o no) algunas sensaciones incómodas en el estómago, pero no amenaza la vida ni la salud.

Mito 6: Si te afeitas el vello en las piernas, se volverá más oscuro y grueso

A muchas niñas adolescentes se les dice que afeitarse las piernas causa un rápido crecimiento de vello oscuro. Pero esta afirmación es errónea. “Esto no está probado”, dijo Kurt Stenn, un biólogo que ha estudiado el pelo durante más de 30 años y escribió el libro Hair: A Human History (“Pelo: La historia de la humanidad”). Según él, la maquinilla de afeitar simplemente quita el vello fino y descolorido, dejando sus bases gruesas. Luego crecen, y visualmente parece que el nuevo cabello se ha vuelto más oscuro y más grueso. Pero, con el tiempo, este pelo grueso crece más y en sus puntas se vuelve tan fino como lo era originalmente.

Mito 7: Si sacas un pelo canoso, en su lugar crecerán dos
Increíblemente, muchos en este mundo piensan que, si uno se saca un pelo canoso, dos pelos canosos crecerán en su lugar. De hecho, en su lugar crecerá un solo pelo canoso, ya que quedó el folículo de donde creció el anterior. Esto lo confirma el cosmetólogo Randy Schuller, redactor en jefe del blog The Beauty Brains.

Responde honestamente, ¿en cuál de estos mitos creíste antes de leer este artículo?




Fuente:genial.guru