10 Situaciones vividas en una entrevista de trabajo por las que no te gustaría pasar


Realizar una entrevista de trabajo es un tema que, por lo general, nos suele poner bastante nerviosos. En la mayor parte de los casos, esto se debe al desconocimiento de la situación en general. Además, el hecho de que los primeros minutos sean cruciales para proyectar una buena imagen de nosotros mismos no ayuda a que nos relajemos y nos tomemos las cosas con calma. Debemos reconocer también que no siempre la culpa de una mala entrevista la tiene la persona entrevistada, y es que existen empleadores que no generan un buen ambiente para el desarrollo del encuentro. Sea la culpa de quien sea, casi todo el mundo ha tenido una entrevista de trabajo en la que deseó que le tragase la tierra. ¿Quieres conocer las anécdotas de algunas personas? ¡Sigue leyendo!


Crecí en Míchigan y fui a una pequeña universidad allí. Cuando me gradué, me mudé a Toronto, y comencé a asistir a entrevistas para trabajos en los que no se necesitara mucha experiencia. Resulta que nadie había oído hablar de mi universidad. Una entrevistadora que estaba mirando mi currículum me dijo: “Oh, Northwood, nunca he oído hablar de ella. No debe ser muy buena”. Yo le pregunté que a qué universidad había ido, y me respondió que a la “U de T”. La respondí que nunca había oído hablar de esta, por lo que no debía ser muy buena. Luego me enteré de que es la casa de estudios más conocida de Canadá. rocketstar11
Una vez, una mujer se presentó a una entrevista con el atuendo más ridículo que jamás había visto. Sus sandalias eran tan altas que apenas podía caminar, y sus uñas eran demasiado largas y espeluznantes (postizas de más de dos pulgadas con colgantes decorativos en las puntas). Su maquillaje en realidad no estaba tan mal, solo un poco recargado para llevarlo de día. Su falda era tan corta y ajustada que pude notar que no llevaba nada debajo, y aún sigo recordando que vestía un sostén rojo con corazones blancos. La entrevista fue una mera formalidad y una pérdida de tiempo. Desde que entró por la puerta fue bastante obvio que no encajaría en ese restaurante familiar. froggieogreen



Tuve una entrevista telefónica para un pequeño banco. Quería preguntar cómo era la cultura de la empresa, pero confundí las palabras y pregunté sobre la demografía de esta. Llámenme loco, pero tuve la clara impresión de que el entrevistador pensó: ¿este sujeto es racista o algo así? Por su tono de voz tras la pregunta, estaba claro que había decidido no darme el trabajo. Alerta de spoiler: no me ofrecieron el puesto. Vyzantinist
Había perdido peso, pero no podía permitirme comprar ropa nueva. Hice bien la parte de las preguntas y respuestas, pero cuando me levanté para darle la mano al entrevistador al final, se me cayeron los pantalones. Ahora uso cinturón. SparkyintheSnow
Estaba pasando por una mala época de ansiedad cuando tuve una entrevista para un nuevo puesto de trabajo dentro de mi empresa. Vomité antes de esta, dos veces. Una vez que me reuní con el entrevistador, me temblaban mucho las manos y la voz, y por si eso no fuera suficiente, me dieron un vaso de agua que obviamente me tiré encima. Estaba teniendo dificultades para responder todas las preguntas, lo que cada vez me provocaba más ansiedad. Lloré como una niña en los últimos diez minutos de la entrevista frente a cuatro empleados de alto nivel. No hace falta decir que no conseguí el trabajo. IdPopACapinSancho



Fui a una feria de trabajo con mi madre cuando tenía 18 años, y ambos postulamos para el mismo puesto como recepcionistas en un hotel. A pesar de que yo tenía cero experiencia en el tema y mi mamá sí conocía de eso, acabaron dándome el empleo a mí. No puedo dejar de pensar que fue debido a que el horrible sujeto que nos entrevistó quería “conocerme un poco más” (soy un chico). Ltdansicecream1
Un sujeto vino a hacer una entrevista en el último trabajo que estuve. Iba vestido con un bonito traje, llevaba una carpeta forrada en piel para guardar su currículum, y también vestía unas... chanclas. El jefe iba a llevarlo a su despacho para realizarle la entrevista, pero a mitad de camino se detuvo y lo envió a su casa diciéndole: “Esto no va a funcionar”. doctorwhoobgyn
Cuando a mi hermano le preguntaron en su entrevista cuál era su punto débil, él respondió que no poseía habilidades de organización. El entrevistador le contestó que seguramente su virtud era su sinceridad. No le dieron el trabajo. Philtastic_



Conduje dos horas para ir a una entrevista, llegué a la puerta principal y el guardia de seguridad me dijo que no estaba en la lista de los visitantes de ese día. Le aseguré que me estaban esperando, y le di mi nombre y el del contacto que me había llamado para que lo verificara. El guardia regresó y me dejó entrar en las instalaciones, pero poco después me di cuenta de que había ido a la entrevista una semana antes de la fecha. elliold
Fui a una entrevista para trabajar en una oficina, y en un momento me hicieron una prueba de mecanografía para ver mi velocidad escribiendo. Me llevaron a una sala en donde debía estar sola 20 minutos tecleando. La entrevistadora me dijo que volvería cuando pasase ese tiempo. Al cabo de más de una hora, trajeron a otra chica a la sala para entrevistarla. Al parecer, hasta ese momento nadie se había acordado de que yo seguía allí. UrMomLikesMine
¿Qué hay de ti? ¿Has tenido alguna mala experiencia en una entrevista de trabajo? Cuéntanos en la sección de comentarios.



Fuente:genial.guru