7 Secretos de maquillaje para los ojos de forma inusual

Los ojos son la parte más visible del rostro y es por eso que generalmente las mujeres suelen prestarles más atención a la hora de crear su imagen. El estándar de oro se considera a la forma almendrada, pero ¿qué pueden hacer aquellas que poseen unos ojos estrechos, saltones o que se encuentran demasiado distanciados entre sí? Lo más importante es no preocuparse. No hay nadie que tenga unos ojos con una forma fea, lo que sí existe es un maquillaje inadecuado.
1. Ojos muy cerca el uno del otro

Los ojos están demasiado juntos si la distancia entre ellos es menor que el tamaño de un ojo. Un maquillaje adecuado debe alejar visualmente un ojo del otro, acercando su forma a la de una almendra.
Para conseguirlo, te ayudarán las rayas: la raya superior debe espesarse al llegar a la esquina exterior del ojo, mientras que la inferior, ocupar un tercio del párpado, pasando desde la esquina exterior del ojo hacia la interior. Las sombras claras se aplican desde la esquina interna del ojo hasta la mitad del párpado; para el resto del ojo deben aplicarse sombras oscuras. Para aumentar visualmente los ojos, se puede utilizar un rímel que aporte volumen, o bien optar por pestañas postizas en las esquinas exteriores de los ojos.
2. Ojos hundidos

La peculiaridad de los ojos de este tipo es la línea oculta del pliegue del párpado superior, por lo que el maquillaje es casi invisible. Para hacer estos ojos más expresivos, hace falta oscurecer las esquinas interiores de los ojos, aclarando las exteriores. El párpado superior se puede enfatizar con la ayuda de rayas.

Con el fin de que la parte superior del ojo no se vea demasiado voluminosa, se puede resaltar el párpado inferior con un lápiz de un tono menos saturado. Para este tipo de ojos, es importante destacar a ellos mismos y no la zona a su alrededor, por lo que es mejor elegir sombras mate para el maquillaje.

3. Ojos pequeños

Los ojos pequeños, proporcionalmente, son más diminutos que otras partes del rostro, por lo que el objetivo del maquillaje es aumentarlos visualmente. Para que el ojo parezca más grande, hace falta enfatizar su parte central. Para eso, puedes utilizar un rímel que aporte volumen, o pestañas postizas, pero en el centro deben ser más espesas que en los bordes.

Los tonos oscuros, visualmente, hacen que los ojos parezcan aún más pequeños, por lo que, en el párpado superior es mejor hacer una raya con un lápiz de color beige o bronce, aplicando al inferior las sombras de un tono ligeramente más claro.

4. Ojos saltones
Los ojos saltones, por el contrario, parecen demasiado grandes en comparación con el resto del rostro. Es posible hacerlos más armoniosos con la ayuda de sombras oscuras. Los tonos profundos (azul, gris y otros) reducen visualmente los ojos. Pero estos no deben ser brillantes, porque así solo atraerán la atención a la forma imperfecta de los ojos.

Para lograr un mayor efecto, las sombras se aplican sobre las esquinas internas de los ojos. La raya, si abogas por una, no debe ser demasiado llamativa. Es mejor difuminarla un poco para que se fusione con las pestañas.
5. Ojos con los párpados caídos
Para disimular el párpado caído, hace falta levantar visualmente las esquinas exteriores de los ojos. Es posible hacerlo con la ayuda de un lápiz o un delineador de ojos. Es muy importante que las líneas estén bien definidas en las esquinas. Para conseguir una mirada más expresiva, se pueden aplicar sombras oscuras en el pliegue de la esquina exterior del ojo. Tanto a las sombras como al delineador de ojos es mejor difuminarlos ligeramente para que el maquillaje no tenga fronteras obvias (excluyendo la zona de las esquinas de los ojos).
Con el párpado caído, es mejor aplicar la máscara para pestañas solo en el párpado superior. El inferior se puede enfatizar con la ayuda de un lápiz o un delineador.
6. Ojos con esquinas más bajas
Las esquinas más bajas de los ojos se corrigen mejor con las cejas “volando”. Para conseguir esta forma, hace falta que la punta de la ceja no vaya hacia abajo, sino que apunte hacia arriba. Se pueden “alinear” visualmente los ojos, gracias a la ayuda de las sombras de tonos oscuros: estas deben aplicarse en las esquinas exteriores de los ojos y difuminarse hacia las sienes.
No necesitas enfatizar los ojos con un delineador o un lápiz; en vez de eso, puedes aplicar rímel, que aporta volumen a las pestañas.
7. Ojos demasiado alejados el uno del otro
En este caso, hace falta reducir visualmente la distancia entre los ojos. Para esto, en las esquinas interiores de los ojos, se aplican sombras de colores oscuros. Puedes hacerlo sobre todo el párpado móvil, pero para la esquina exterior es mejor optar por un tono más saturado y profundo.

Para acercar un poco los ojos entre sí, también te ayudará una capa adicional de rímel en las esquinas interiores de los ojos. Si deseas utilizar sombras de tonos claros, puedes aplicarlas en la parte central, más cerca de las cejas.

No hay forma de ojos inapropiada: cada persona tiene sus propias características, que deben tenerse en cuenta a la hora de hacerse el maquillaje. ¿Tienes tus propios secretos para crear una imagen armoniosa?



Fuente:genial.guru