15 Maneras de deshacerse del olor desagradable de los zapatos rápidamente


El mal olor de los pies no es solo una cuestión de estética. Si no luchas contra la sudoración excesiva, las posibilidades de conocer en primera persona la micosis y otras enfermedades desagradables planean en el horizonte. Pero la buena noticia es que hay formas sencillas de deshacerse de este problema molesto sin recurrir a productos costosos.


1. Evita el calzado apretado



Los zapatos estrechos impiden que la humedad se evapore de la superficie de la piel. Un ambiente cálido y oscuro completa el proceso que ya se ha iniciado: las bacterias responsables del mal olor comienzan a reproducirse. Para evitar que tus pies suden, debes usar calzado que te quede bien por su tamaño. Además, este debe estar fabricado con materiales transpirables, y contar con plantillas removibles que puedan lavarse en caso de que sea necesario.

2. Enjuague bucal



Se puede utilizar enjuague bucal para prevenir la sudoración de los pies. Para ello, deberás sumergirlos en baños con la proporción de 1 parte del enjuague por 2 de agua durante 40 minutos y, al final del proceso, secarlos completamente. Los expertos recomiendan realizar estos tratamientos de forma periódica. Puedes saber más sobre esta técnica aquí .

3. Filtros de carbono



Para eliminar el olor desagradable de los zapatos puedes recurrir a cualquier filtro que contenga carbón activado (los de agua o los absorbentes de olores para el refrigerador también servirán). Deja el recipiente dentro de los zapatos durante toda la noche y el aroma desaparecerá. Consejo: no olvides secar los filtros después de cada uso.


4. Bicarbonato de sodio y almidón de maíz



El bicarbonato de sodio y el almidón de maíz (maicena) absorben perfectamente la humedad y eliminan la causa de los malos olores en los pies. Existen dos maneras de utilizarlos:

Después de ducharte, trata tus pies con cualquiera de estos dos productos, prestando más atención a la zona de entre los dedos: esto te ayudará a evitar una sudoración excesiva.
Para combatir el olor de los zapatos, trata su superficie interna con bicarbonato de sodio: este absorberá el exceso de humedad y, además, aportará un efecto antibacteriano y desodorante.

5. Loción hidratante



La hidratación juega un papel clave en la lucha contra la sudoración excesiva de los pies. Una de las causas de la hiperhidrosis es la piel endurecida de las plantas de estos, en la que se acumulan bacterias. Para evitar la formación de grietas y callos y, en consecuencia, la aparición de un olor desagradable, es necesario aplicar una loción hidratante en los pies todas las noches. Este procedimiento debe convertirse en una rutina diaria.


6. Calcetines deportivos



Los calcetines deportivos vienen equipados con inserciones especiales que ayudan a desviar la humedad de la piel. Además, en su composición se utilizan fibras de alta tecnología para eliminar el exceso de humedad. Evita los que están fabricados con 100 % algodón: ellos, por supuesto, absorben el sudor, pero este permanece en contacto directo con los pies, lo que contribuye a la aparición de malos olores.

7. Sal



Los baños para pies con sal contribuyen al estrechamiento de los poros y combaten las bacterias en la superficie de estos. La receta para realizar este procedimiento es sencilla: en 4 medidas de agua tibia, disuelve 1/2 vaso de sal. Funcionará tanto la de cocina como la marina.

8. Seca tus zapatos al sol



Las bacterias y los hongos que, con el tiempo, proliferan en los zapatos, temen a la radiación ultravioleta. Para deshacerse de los microorganismos y el mal olor, o para prevenir su aparición, debes dejar que el calzado seque periódicamente al sol.


9. Opta por una alimentación equilibrada



Algunos alimentos provocan una sudoración en exceso. Si vas a una reunión importante y quieres sentirte lo mejor posible, renuncia a los platillos picantes, al café y al té. Los productos ricos en hidratos de carbono también provocan la proliferación de hongos en la piel.

10. Exfoliante de menta



Un exfoliante con menta para los pies no solo combatirá el olor, sino que también mejorará la circulación sanguínea y eliminará las partículas de piel muerta. Para su elaboración, necesitarás estos ingredientes:

1 Cucharada de harina de maíz.
2 Cucharaditas de menta seca.
1 Cucharada de yogur natural.
5 Gotas de aceite esencial de menta.
Jugo de un limón.
Todos los componentes deben mezclarse hasta que se forme una pasta granular que puedas aplicar en tus pies. Masajea de 5 a 10 minutos, enjuaga y seca muy bien.


11. Recurre a las especias



Los condimentos y las especias que casi todos tenemos en casa también son buenos para combatir el mal olor de los pies.

La canela posee propiedades antibacterianas. Según algunos informes, los aceites esenciales que la componen eliminan hasta el 90 % de las bacterias. Puedes darles baños a tus pies con este producto.
El tomillo es un poderoso antiséptico natural. En la antigüedad, los médicos lo utilizaban para desinfectar heridas. Un baño caliente con este elemento otorgará un fuerte efecto desodorizante.
La menta piperita, además de sus propiedades antibacterianas y antisépticas, tiene un aroma fresco y pronunciado.

12. Comprueba la vida útil de los zapatos



El calzado deportivo no se puede usar durante más de 3 años. A pesar de que los cuides y laves, la suciedad se incrusta en los materiales de los que están fabricados y sirve como caldo de cultivo para las bacterias. Si practicas deportes con zapatillas de lona 30 minutos al día y, al menos, de 4 a 5 veces por semana de media, deberías comprar un par nuevo de estos cada seis meses.


13. Peróxido de hidrógeno y manganeso



Una desinfección oportuna de los zapatos te protegerá de sufrir una micosis (una de las causas del mal olor en los pies), y si esta aparece, matará las esporas del hongo. Para llevar a cabo un tratamiento antifúngico en casa, necesitarás permanganato de potasio. Disuelve varios cristales en agua y trata el interior del calzado con una almohadilla de algodón.

14. Baño de contraste para los pies



Los baños de contraste para los pies tienen un efecto positivo en el funcionamiento de las glándulas sudoríparas. Debido a la alternancia de agua caliente y fría, se mejora la circulación sanguínea, aumenta el tono vascular y desaparece el mal olor. No te olvides de las contraindicaciones: entre ellas, las venas varicosas, un embarazo, diabetes y algunos otros casos.

15. Bolsas de gel de sílice



Las bolsitas con pequeñas bolas redondas que los fabricantes colocan en las cajas de zapatos serán muy útiles para combatir el mal olor en el calzado viejo. El material con el que se hacen se denomina gel de sílice: este absorbe y retiene la humedad. Para estos fines, también te servirá la arena para gatos hecha con este mismo elemento. Utiliza entre 1 y 2 cucharadas de esta y déjala dentro del zapato durante toda la noche. El mal olor desaparecerá para la mañana siguiente.

¿Cuáles de estos consejos estás dispuesto a probar?


Fuente:genial.guru