10 Trucos de padres que saben cómo criar niños que estén preparados para la vida

“Un niño es un invitado en tu casa: aliméntalo, enséñale y suéltalo”, dijeron los sabios indios. Estamos de acuerdo con este pensamiento, aunque suena triste, y te sugerimos que comiences a enseñar y a liberar gradualmente a tus hijos desde pequeños.
1. Sostener las tijeras correctamente
Los chicos olvidan constantemente cómo sostener las tijeras. Para que el niño recuerde cómo sostener su mano correctamente y no se lastime accidentalmente, dibuja una cara sonriente en su pulgar y explica que siempre debe sonreír.
2. Aprender autodisciplina
Un truco de vida simple: cómo enseñar a los niños autodisciplina
Toma una hoja A4, dóblala por la mitad a lo largo. Haz cortes en la parte inferior.
Pega velcro en la parte superior e inferior.
En cada parte, escribe una tarea de la lista de actividades diarias: hacer la cama, lavarse los dientes, ejercicios, etc. Pega las imágenes que simbolizan una u otra actividad.
En la parte posterior, dibuja una señal de verificación verde, que simbolice que la tarea fue cumplida.
Pega la lista en la habitación de los niños para que no se olviden de sus tareas diarias de la mañana y no incumplan su rutina.
3. Aprender a atarse los zapatos
Enseñar a un niño a atarse los zapatos no es una tarea fácil.
¿Y qué pasa si dibujas zapatos en cartón, haces agujeros en ellos y enhebras los cordones? Este simulador es cómodo para llevarlo consigo: los zapatos no se dispersarán por toda la casa, no tendrás que prestar atención si el niño agarra zapatos limpios y, al mismo tiempo, puedes aprender nuevas formas de atarse los zapatos.
4. Aprender a abrochar botones
Para demostrar al niño cómo abrochar y desabrochar los botones, puedes hacer este artículo divertido hecho a mano. Recorta un gusano de papel de color, luego cose los botones y pega trozos de fieltro con cortes.
5. Aprender a entender la hora en el reloj
Una forma brillante y simple de enseñar a los niños a determinar la hora en el reloj.
Toma dos platos descartables. En uno, escribe los números que simbolizan los minutos (0, 5, 10, 15, etc.) y ponlo abajo, y en el otro plato escribe los números del 1 al 12 y haz cortes en el plato.
Junta los platos entre sí con una chincheta y dos flechas de papel con las palabras “horas” y “minutos”.
Ajusta la hora del reloj y pídele al niño que nombre qué hora es.
Ahora puedes apartar fácilmente las secciones del plato superior y mostrarle al niño cómo debajo de la esfera del reloj con las horas se oculta la esfera del reloj con los minutos.
6. Comer con pulcritud
Mientras los niños traviesos aprenden a comer con pulcritud, más de un plato sufrirá daño. Para proteger los platos, simplemente pega en el fondo dos copillas de succión con súper pegamento.
7. Aprender a contar
Se puede comprender los conceptos básicos de las matemáticas con la ayuda de cubos de mecanos de varios colores.
Recorta tarjetas de papel, escribe números en ellas.
En cada una de las tarjetas, dibuja una torre multicolor con un número correspondiente de cubos. Para mayor comodidad es mejor dibujar los cubos de diferentes colores.
La tarea del niño es armar una torre exactamente como se muestra en la imagen. De este modo el niño aprende a contar.
8. Recordar las estaciones
Un objeto tan simple hecho a mano ayudará al niño a recordar las estaciones.
Recorta en papel 5 círculos de diferentes colores. El círculo blanco será la base. Pégale un tronco de árbol cortado de papel marrón. Los círculos restantes se doblan por la mitad.
Toma el primer círculo, aplica pegamento a una mitad, pégalo a la base. Otros círculos, también doblados por la mitad, los apilamos uno sobre otro y los pegamos juntos.
Juntamos el último círculo con la base para hacer un librito.
Cada círculo representa una estación. Decóralos como corresponde: en invierno, la nieve se recostará sobre las ramas desnudas, en la primavera los capullos se hincharán y las flores florecerán, las hojas verdes aparecerán en los árboles en el verano y en el otoño se volverán amarillas.
9. Aprender justicia de un modo evidente
Si dos niños crecen en una familia, es difícil explicarles qué es la justicia y por qué es imposible, por ejemplo, comer todos los dulces solo.
Toma un perchero común y dos contenedores idénticos, como paquetes de jugo o vasos descartables. Haz dos agujeros en cada recipiente, inserta una cuerda en ellos y fíjala al perchero. Equilibra la balanza y coloca en cada contenedor unas galletas, dulces o chocolates, por los cuales existe una disputa. Ahora los niños verán con sus propios ojos lo que significa compartir todo por igual, y finalmente dejarán de discutir sobre quién recibió más golosinas.
10. Aprender a vestirse
Incluso los preparativos para la escuela o una clase de deportes con la molesta búsqueda de ropa pueden convertirse en una actividad divertida.
Toma fotos de conjuntos de prendas ya armados y haz que tu hijo busque ropa adecuada por su cuenta. Existe la posibilidad de que la molestia antes de salir de casa se convierta en un juego de detectives.



Fuente:genial.guru