10 Personas cuyo destino cambió de repente: jamás pensaron que serían estrellas de Hollywood



Algunos famosos, desde su infancia, ya soñaban con estar delante de una cámara o subido a un escenario rodeado de cientos de admiradores. Otros se hacen famosos gracias a un encuentro fortuito que cambia por completo su destino. Por supuesto, este hecho solo significa que ellos mismos no sospechaban que albergaban en su interior un gran talento, pero gracias a la casualidad, se dieron cuenta de lo que querían hacer en la vida.


Jennifer Lawrence



A pocos adolescentes les gusta pasar las vacaciones con sus padres, pero Jennifer Lawrence, seguramente, no se lamenta de haber emprendido un viaje con 14 años de edad junto a su mamá y su papá. Después de todo, fue durante uno de sus paseos en familia por Nueva York cuando un agente se fijó en ella. Se acercó a la familia, preguntó si podía fotografiar a Lawrence y anotó su número de teléfono. Ya al día siguiente, el agente los llamó para invitar a la futura ganadora de un Óscar a que hiciese su primer casting.

Johnny Depp



Johnny Depp era un verdadero rebelde en su etapa de juventud. El joven estaba convencido de que estaba destinado a ser una estrella del rock. Actuaba en bares con su propia banda The Kids e incluso dejó sus estudios en la escuela para dedicar todo el tiempo solo a la música. Pero Nicolas Cage y Johnny se conocieron gracias a su primera esposa, Laurie Ann Ellison, y este percibió en Depp a un actor prometedor. Fue él quien persuadió al joven rebelde para que mantuviese una reunión con su agente.


Alexis Bledel



Alexis era una niña tímida y reservada. Para superar sus complejos, decidió estudiar teatro. Esta linda belleza fue descubierta por un agente de modelos en una de las actuaciones de la compañía en un pequeño centro comercial. Este sugirió a Bledel ir a Nueva York para empezar su carrera en la industria de la moda. La futura estrella de la serie Gilmore Girls aceptó la propuesta.

Justin Bieber



La infancia de Justin estaba bastante alejada de un mundo de ensueño, pero lo que le sucedió pese a eso se antoja difícil llamarlo de otra manera: un cuento de hadas en toda regla. Su joven madre criaba al niño sola, ocupaba varios trabajos para lograr llegar a final de mes. La mujer estaba muy orgullosa cuando su hijo de 12 años se presentó a un concurso local de talentos. Su madre grabó la actuación de Bieber y publicó el video en YouTube. Este llamó la atención del productor Scooter Braun, quien no dudó de que pronto todos comenzarían a hablar de este chico talentoso.


Channing Tatum



Channing Tatum a menudo es recordado por su trabajo como stripper. Pero en su juventud probó no solo esta profesión atrevida: también fue constructor, asistente en una clínica veterinaria y vendedor en una tienda de ropa. La búsqueda de su destino para Channing acabó con un encuentro casual. Durante un paseo típico de Tatum por Miami, se acercó a este un agente de modelos que le propuso formar parte del mundo del espectáculo.

Ellen Pompeo



Ellen Pompeo, conocida por su papel de Meredith Grey en la serie de televisión Anatomía Según Grey, trabajó como mesera en un establecimiento de Nueva York a principios de los años 90. Allí, se fijó en ella un fotógrafo de moda. Pronto comenzaron a salir y se mudaron juntos a Nueva York para conquistar el mundo del espectáculo. Al principio, Ellen participaba en anuncios de publicidad, para luego pasar exitosamente el casting para un papel en la serie de televisión La ley y el orden.

Mel Gibson



Si no fuera por su hermana, que en secreto envió un cuestionario con una foto de Mel a un estudio de actores, es muy probable que Gibson ahora fuera un periodista famoso y no un ganador de Óscars. Pero el destino quiso que Mel cautivara de inmediato al comité de selección de actores y fuera invitado a una audición. Gibson decidió confiar en la intuición de su hermana e ingresó en el Instituto de Arte Teatral de Sídney.

Pamela Anderson



¿Quién pensaría que, animando a su equipo de fútbol favorito, una podría hacerse famosa? Pero así es exactamente como comenzó la carrera de Pamela, con solo 21 años de edad. En aquel momento, Anderson era una chica sencilla de Vancouver que trabajaba como instructora de fitness. Sus emociones sinceras durante uno de los partidos fueron capturadas por una cámara. Pamela apareció durante la retransmisión del partido en una televisión local, que fue vista por un agente de relaciones públicas de la agencia Labatt. Fue él quien le ofreció su primer contrato como modelo.

Charlize Theron



¿A quién le caería bien una mujer que discute fuertemente con un cajero en un banco? Resultó que a un agente de cine sí, ya que vio a esta joven tan emocional como una actriz prometedora. Esta mujer “luchadora” era Charlize Theron: en aquel momento tenía problemas con su tarjeta bancaria sudafricana. Fue desde Sudáfrica de donde salió para ir a Nueva York y convertirse en una famosa bailarina, pero debido a una lesión en la pierna, tuvo que olvidarse de esta profesión. En el momento del encuentro con el agente, Charlize estaba sin trabajo, por lo que su propuesta de probarse a sí misma como actriz le vino justo a tiempo.

Sarah Michelle Gellar



La carrera de Sarah Michelle Gellar comenzó antes que el resto de los personajes de este artículo. La pequeña tenía tan solo 4 años cuando un encuentro fortuito cambió su destino. Un día, ella cenaba con su mamá en Burger King, un cajero se les acercó y le preguntó si quería aparecer en su anuncio. A diferencia de muchos niños estrellas, Sarah logró mantenerse en el mundo del espectáculo y convertirse en uno de los ídolos principales de finales de los años 90 y principios de los 2000.

¿Cuál de estas historias te gustó más? ¿A lo mejor, tu vida también ha cambiado drásticamente debido a acontecimientos casuales similares a estos? Cuéntanos cómo ocurrió en los comentarios.




Fuente:genial.guru