10 Mascarillas caseras que brindan resultados positivos

Al estudiar la composición de algunas mascarillas que se venden en las tiendas, muchas chicas no se atreven a aplicárselas en su propia piel. Pero siempre hay una solución: con tus propias manos puedes preparar remedios igual de efectivos y 100 % seguros. Además, los cuidados regulares y el uso de productos naturales te ayudarán a lucir más saludable y a protegerte de la posible toxicidad de los sulfatos y conservantes que se encuentran en los productos de las tiendas.
1. Para la inflamación
Ingredientes:

1 Plátano.
1 Cda. de yogur.
1 Cdta. de bicarbonato de sodio.
Forma de aplicar:

Tritura el plátano para conseguir una pasta homogénea, y luego agrega bicarbonato y yogur. Aplica en la cara, deja reposar durante 10-15 minutos y enjuaga. Esta mascarilla es buena porque las bananas tienen propiedades curativas que pueden usarse para calmar la inflamación de la piel, e incluso el acné. Existe evidencia de que los plátanos se han usado hasta para tratar quemaduras y heridas, ya que tienen propiedades calmantes.

2. Para los poros abiertos
Ingredientes:

2 Cdas. de yogur.
1 Cdta. de arcilla cosmética.
1/2 Cdta. de miel (opcional).
Forma de aplicar:

Mezcla la arcilla cosmética con yogur y miel. Aplica la mascarilla en la cara, deja actuar unos 15-20 minutos y enjuaga el producto con agua fría. Esta pasta nutrirá perfectamente tu piel gracias al yogur, el cual reduce los poros dilatados, cura la inflamación y blanquea ligeramente las manchas.
3. Para la sequedad de la piel
 Ingredientes:
1/2 Aguacate maduro.
1 Cda. de leche.
1 Cda. de miel.
Cómo preparar:
Mezcla el puré de aguacate, la leche y la miel.
Forma de aplicar:

Aplica la mascarilla y déjala actuar en tu rostro durante 10-15 minutos, luego enjuaga con agua tibia. El aguacate contiene grasas saludables que hidratan la piel seca y la relajan después de una larga exposición al sol. También tiene propiedades antiinflamatorias que ayudan a prevenir la aparición del acné.

4. Para las ojeras e hinchazón

Ingredientes:
1 Cdta. de café hervido.
1 Pizca de pimienta negra molida.
1/4 Cdta. de aceite de coco derretido.
Forma de aplicar:

Mezcla todos los ingredientes y aplica la pasta que obtengas en la piel limpia debajo de los ojos. Deja actuar de 5 a 10 minutos, luego enjuaga con agua tibia y masajea suavemente tu cara. Esta mascarilla es buena debido a su contenido de cafeína, el cual estrecha los vasos sanguíneos y, por lo tanto, ayuda a combatir la hinchazón y las ojeras.

5. Para estirar la piel

Ingredientes:
Tomate maduro fresco.
Forma de aplicar:

Tritura o corta los tomates en rodajas y colócalos en tu rostro. Remueve todo después de 10 minutos. Enjuaga la piel con agua a temperatura ambiente. Gracias al licopeno presente en este alimento, esta mascarilla nutre, refresca, tonifica, aclara y tensa la piel.

6. Para dar una apariencia saludable

Ingredientes:
Un pepino grande.
Forma de aplicar:

Limpia el pepino, córtalo y tritúralo. Cuela la pasta que obtengas antes de aplicártela. Déjala en la cara por 15 minutos, y luego enjuágala con agua. Esta mascarilla es extremadamente saludable para la piel, ya que los pepinos contienen muchas vitaminas: K, B5, A (o retinol) y C, que, en conjunto, tienen un efecto muy positivo en la piel.

7. Para acelerar la renovación de la piel

Ingredientes:
Zanahoria.
Agua.
Forma de aplicar:

Pela las zanahorias y tritúralas en una licuadora con un poco de agua hasta conseguir una pasta. Aplica en la cara y deja reposar durante 15-20 minutos. El betacaroteno que contiene este producto ayuda a la curación de las microheridas y le da a la piel un aspecto saludable y radiante, así como contribuye a una renovación más rápida.

8. Para hidratar y exfoliar

Ingredientes:
1/2 Taza de harina de avena.
1/3 Taza de agua.
5 Gotas de vitamina E.
Forma de aplicar:

Hierve la avena en agua y deja que se enfríe. Luego, agrega vitamina E, y aplica la mezcla en la cara durante 15-20 minutos. Enjuaga con agua. Debido a la estructura suave del producto, esta mascarilla es adecuada para pieles sensibles, remueve las células muertas e hidrata.


Antes de aplicar cualquier mascarilla en tu rostro, pruébala en una zona discreta del cuerpo para evitar reacciones alérgicas.

¿Utilizas mascarillas caseras o prefieres recibir solo procedimientos profesionales?

Fuente:genial.guru