10 Cosas que las personas educadas no hacen en la oficina


A pesar de que las personas trabajan en diferentes ámbitos, las reglas de conducta en la oficina son las mismas para todos. Y no se trata de cumplir con un código de vestimenta o no hacer ruido, ya que eso lo saben todos los empleados. Para construir una carrera exitosa, y mantener buenas relaciones con el jefe y los colegas, uno debe observar la etiqueta de negocios especial. Si te gusta tomar café solo o hablar de política en el empleo, nuestro artículo es escrito para ti.

1. Observar la etiqueta


Un verdadero caballero siempre debe dejar que una dama pase primero. Pero en la oficina, esta regla no funciona. Siguiendo la etiqueta moderna, se recomienda permitirle ingresar y salir primero a la persona que está más cercana a la puerta. Las mujeres no solo las abren ellas mismas, sino que también, si es necesario, dejan que otros pasen antes, independientemente de si es un hombre o una chica. Las mismas reglas se aplican a la entrada del ascensor. También, tanto el hombre como la mujer se ponen solos sus propios abrigos, pero si alguno tiene dificultades con eso, la otra persona siempre debe ayudar.

2. Llegar tarde sin avisar



En el trabajo, es importante llegar a tiempo, pero siempre puede haber un retraso no planificado. Está bien si avisas que llegarás más tarde, pero cada minuto de tardanza equivale al doble de advertencia. Por ejemplo, si crees que llegarás con 10 minutos de retraso, informa que serán 20, para que tus colegas o clientes puedan ajustar sus horarios según corresponda.



3. Pedir prestado accesorios de trabajo a tus colegas



De acuerdo con la etiqueta de la oficina, no debes tomar cosas del escritorio de tus compañeros de trabajo sin preguntar previamente. Algunos empleados tienen el hábito de tomar un objeto que sacaron del escritorio de un colega durante una conversación.

Es útil dedicar un tiempo para organizar correctamente tu espacio de trabajo y, como resultado, no pedir nada a los compañeros. Identifica las cosas que usas con frecuencia y guárdalas en el lugar más accesible. También es conveniente comprar un cargador para el teléfono y tenerlo en el trabajo, para no pedirlo prestado a nadie cuando sea necesario. Esto aumentará tu eficiencia.

4. Esperar un saludo del jefe


El primero en saludar debe ser el empleado, después de eso, el jefe. La excepción es cuando dicha persona ingresa a una sala donde ya se encuentran varios trabajadores. En ese caso, el superior debería saludar primero.

5. Tocar la puerta si en la habitación hay más de 3 personas



De acuerdo con la etiqueta de oficina, solo debes tocar la puerta de una sala en donde hay un mínimo de 3 personas. Puedes ingresar sin previo aviso a las habitaciones en donde hay muchas personas. Cuando al entrar a un lugar decidas darle la mano a un colega, deberás dársela a todos los presentes.


6. Cruzar los brazos cuando hablas con tus colegas



En el trabajo, uno debe prestar atención al lenguaje corporal. La comunicación no verbal tiene una gran influencia en las relaciones con las personas. Si hablamos con los compañeros, con los brazos cruzados y evitando la mirada, es poco probable que nos perciban como colegas agradables. Tampoco sería la mejor estrategia de carrera demostrar poder sobre tu jefe, ocupando, según otros, mucho espacio. Una sonrisa forzada o indiferencia en la cara también afecta negativamente a la comunicación.

7. No usar desinfectantes



Mantener limpio tu lugar de trabajo, especialmente en una oficina abierta, significa mostrar respeto no solo por ti, sino también por tus colegas. Un buen hábito es utilizar desinfectante para las manos, el cual siempre debe estar sobre la mesa. Uno debe limpiarse a menudo, desinfectar el teclado, ratón y teléfono para evitar la propagación de gérmenes.

8. Discutir sobre política, religión y vida privada



En las conversaciones en la oficina, no toques temas como la política o la religión, ya que existe un gran riesgo de que la relación con tus colegas se arruine. Es mejor hablar sobre cosas comunes e inofensivas para una discusión.

A menos que tengas una buena razón para no hacerlo, trata de formar parte de las actividades de los empleados de cada trabajo, como juntar dinero para comprar obsequios de cumpleaños, tomar té juntos y planificar reuniones después de la jornada laboral. Si uno se niega participar en la vida de la oficina, pueden surgir aversiones personales y tensiones con los colegas.

9. Tomar café solo



Tomar café solo en presencia de colegas es descortés. Será mejor ofrecer una bebida a los compañeros. Una pausa durante el trabajo será una excelente oportunidad para descansar y reducirá la tensión en el equipo. Piensa de antemano en algunos temas comunes para conversar, pero nunca discutas nada de tu vida privada.

10. Pedirles a los colegas que no hagan ruido



Trata de analizar con tus colegas qué señal puede mostrar que una persona está ocupada, y no dudes en mostrarles a otros que necesitas concentrarte, ya que así evitarás que te molesten. Una buena idea es dejar un mensaje simple en el chat general para evitar distracciones. Es mejor tener auriculares que pedir a todos que no hagan ruido: esa es una buena señal de que una persona está ocupada. Los especialistas han desarrollado dispositivos que se ponen en rojo cuando un empleado está trabajando, así que esa sería otra gran opción.

¿Qué reglas de conducta en la oficina agregarías a esta lista? Comparte tus experiencias en la sección de comentarios.




Fuente:genial.guru